A comer jugando.

Durante los primeros meses de incorporación de alimentos sólidos a la dieta de Rodri, varias personas me criticaron  acerca de los distractores a la hora de comer, específicamente los juguetes.

Creo que si no hubiera utilizado juguetes para acompañar la hora de la comida, dicha tarea hubiera sido muchísimo más difícil o hasta un fracaso. Quizás algunas veces exageré, sobretodo en la comodidad de mi casa y al disponer de todos los juguetes, terminaba con la mesa del comedor llena de juguetes más que de platos, pero creo que depende de cada mamá los recursos de los que se valga para lograr su objetivo. A mí también me funcionaron las canciones y conversar con mi bebé, pero nada como un juguete.

Contrariamente a lo que me señalaban mis "críticos", Rodri se alimentó muy bien y no se acostumbró a comer con juguetes y gradualmente sin llanto ni berrinches los fue dejando. Hoy nos apoyamos en uno o dos juguetes, e incluso cuando la comida es de sus favoritas, no necesita ninguno y se concentra en disfrutar cada bocado.

COMER-BEBE-MATERNIDAD-JUGAR-MAMAYNENE


Lo que sí, como es propio de su edad, si no está sentado en su silla de comer, los deseos de movilizarse lo desbordan tanto que puede levantarse e irse corriendo, regresando para buscar su bocado de comida e irse nuevamente y así hasta terminar. Es gracioso porque se para como un soldadito frente a su plato de comida y abre grande la boca, recibe su comida y sigue corriendo. Trato de controlar eso, permitiéndoselo sólo cuando ya avanzó mas de la mitad de su plato y en situaciones excepcionales. Creo que como hasta ahora, sin presiones ni peleas pronto podremos mejorar eso también.


¿Cuál es tu aliado a la hora de darle de comer a tu hijo?

mamá&nené

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram