NO!, nuestra palabra favorita.

Desde el año y tres meses aproximadamente Rodri empezó a manifestar cuando quería o no algo pero sólo moviendo la cabecita para decir "si" o "no", quizás porque siempre he tratado de limitar mis "no" sólo para casos extremos como cuando hay algún peligro, por lo que él escuchaba pocas veces esa palabra en casa. Pero alrededor del año y nueve meses, viendo la televisión, le salió muy clarito un "no" y así cada día, en determinadas situaciones  decía "no", incluso en medio de su juego dirigiéndose a sus juguetes.

Rodri está por cumplir dos años, y a la par de su energía se han incrementado los gritos, gritos de emoción y frustración, gritos ultrasónicos que en mi esfuerzo por no reaccionar y mantenerme inmóvil a fin que él no note que llama mi atención, me van a ocasionar un día de estos un paro cardíaco ... (respiro profundamente para continuar escribiendo)

Frente a esta nueva etapa gritona de Rodri, me está funcionando además de la paciencia y calma, tratar de adelantarme y preguntarle  si desea o no algo y ya sé que el NO que obtenga reeemplaza un grito, así que con muuucho gusto le hago caso.

La palabra preferida de muchos niños puede ser "no" como señal de fastidio o frustración o hasta como parte del berrinche; pero en nuestro caso, al menos por ahora, el NO de Rodri es también mi palabra favorita ya que resta gritos y a la vez, mejora nuestra comunicación.



Karina

Arquitecta, autodidacta y enamorada del mundo digital. Viviendo intensamente la maternidad y aprendiendo cada día junto a mi hijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram