Resistiendo la tentación.

Ya empezó, no pensé que sería tan pronto pero ya siento la tentación. Ya han sido varias veces, pero ¡no!, no puedo caer, por su bien no puedo caer.

Mi hijo y yo avanzamos en muchos aspectos de la forma que yo buscaba, naturalmente y conversando con él, explicándole los cambios que debían darse. También ha llorado, hemos llorado, ningún paso importante es fácil y a veces la paciencia no es suficiente, pero uno debe ser consecuente.

Ahora que lo veo correr seguro, confiado, levantándose tras una caída, más independiente, más fuerte, sociable, aunque estoy extremadamente feliz por él, hay cosas que extraño muchísimo de su etapa de bebé, la más importante: dar de lactar, y en medio de nuestros juegos y cosquillas me he visto tentada a ponerlo en mi pecho… lo confieso ¡sí, lo he hecho!, pero sólo una vez y mi corazón saltó de alegría e inmediatamente saltó mi nené y se fue corriendo a seguir jugando… no le interesa para nada tomar teta.

Lo otro, dormir con él. Aunque todavía compartimos algunas siestas, en la noche él duerme solo en su cuna hasta el día siguiente. Los primeros días que pasó la noche completa en su cuna yo dije ¡por fin!, pero ahora extraño su calorcito, sus abrazos y también sus pataleos (bueno esos quizás no tanto). Ahora sólo le basta abrir un segundo sus ojitos para cerciorarse que su mamá está cerca y se vuelve a dormir. Cuando se despierta asustado por algún ruido o quizás un mal sueño, se sienta en su cunita y me llama, quiero levantarlo y llevarlo a mi cama, pero me contengo y sólo basta recostarlo nuevamente sin pronunciar palabra sólo un sh sh sh sh sh sh sh… para que vuelva a dormir. Yo me quedo un tanto vacía, pero me esfuerzo en pensar que él está bien, sino no se volvería a dormir así de fácil.  Son grandes logros, pero ¡Cómo extraño a mi bebito!


Cuéntame ¿qué es lo que más extrañas de tu bebé y de tus primeros años como mamá?

Mamá&nené

Un espacio para padres que crían y educan con amor.
En cuanto a crianza no hay manuales, pero sí un sentimiento que compartimos los padres y es el amor por nuestros hijos, el amor que nos motiva a ser mejores y que nos mueve a buscar por todos los medios su seguridad, bienestar y felicidad. 
En Mamá&nené fomentamos la crianza respetuosa y toda forma de expresión de amor hacia nuestros hijos. Aquí encontrarás información sobre maternidad y diferentes recursos educativos para acompañar a tu pequeñ@ en un proceso de aprendizaje divertido. Creemos que la mejor forma de aprender es de la mano de las personas que nos aman. ¡Bienvenid@ a Mamá&nené!

2 comentarios:

  1. Hola, yo también intenté lo del pecho y tampoco le intereso de nuevo, pero sobre el colecho hemos estado juntos 29 meses y ahora el duerme en su cama de "mayor" muy a gusto ( lo pasamos porque ya no teniamos espacio suficiente los 3 en la cama) pero realmente los bebés nos necesitan igual que nosotros a ellos. Pero seguro que tu hijo en su cuna está genial, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que no soy la única que cayó en la tentación de volver a dar pecho. Así como dejar la teta o dormir solo, creo que hay muchas cosas en la crianza de un bebe que merecen tomarse el tiempo necesario para ser asimiladas por el bebe y por los padres. Un abrazo!

      Eliminar

Instagram