Au! Au! Ayyyyy!

Como muchas mamás full time, he sacrificado mi hermoso cuerpo por la dulce y alborotada maternidad. Pese a los muchos intentos, planes, y supuesta organización no he logrado darme un espacio de por lo menos 30 minutos para hacer algo de ejercicio como tal. Cierto es que me la paso correteando a Rodri o haciendo mil cosas durante el día que cuando tengo tiempo de tomarme un respiro (con Rodri contando los segundos para que mi descanso acabe), sólo quiero tomar mi taza de café o tumbarme en el sofá, cosa que tampoco Rodri me deja hacer… eso es demasiado relajo para él.

Toda la falta de ejercicio físico-deportivo me está pasando la factura. Puedo tener las piernas adoloridas por tanto andar y los brazos muy fuertes por tanto levantar una y otra vez los 13 kg. de Rodri, pero la espalda me está matando. Ya no resisto todas las veces que tengo que agacharme a recoger juguetes o las cosillas que mi nené va regando por ahí al comer y más de una vez, me han salido unos vergonzosos auuu! al intentar incorporarme o un ayyyyy! cuando me he estirado para rescatar alguna pelota que Rodri pateó debajo de mi cama, y él feliz cada vez que se la entrego, la vuelve a meter. Yo no puedo molestarme al ver su sonrisota malévola al ver chillar a su mamá y lo vuelvo a complacer aunque mi espalda pida auxilio.

Tanto le ha encantado a Rodri mi sufrimiento, que me ha copiado gestos y quejidos y anda cual viejito arrugando la cara y diciendo ayyyyy… al subirse o bajarse de su correpasillos, o dramatizando una caída con un sonoro auuuu… seguido de una mueca de felicidad.

Estos días él está como loco, luego de un largo paseo por fiestas patrias, ha regresado a la casa hiperactivo, super reilón pero también muy travieso; y hace cada cosa que sumada a mis achaques he estado por perder la paciencia varias veces, hasta que hace una mueca o me abraza tan fuerte y me dice “amoooooo” (te amo en su lenguaje), que me derrito y no tengo coraje para llamarle la atención.

“Ese niño” me está superando en resistencia física y eso no puedo permitirlo jajajaja… así que buscaré la forma de organizarme y hacer algo de deporte. Lo prometo públicamente.


(Ay, me duele la espalda)


Mi reto de titanes: 
Escalar un cerro persiguiendo a mi hijo de dos años, cargar sus 13 kg todas las veces que se le antoja, de subida y de bajada (porque es mejor eso a correr el riesgo que se desbarranque) y para remate tengo miedo a las alturas. Aún así, fue maravilloso.


Mamá&nené

Un espacio para padres que crían y educan con amor.
En cuanto a crianza no hay manuales, pero sí un sentimiento que compartimos los padres y es el amor por nuestros hijos, el amor que nos motiva a ser mejores y que nos mueve a buscar por todos los medios su seguridad, bienestar y felicidad. 
En Mamá&nené fomentamos la crianza respetuosa y toda forma de expresión de amor hacia nuestros hijos. Aquí encontrarás información sobre maternidad y diferentes recursos educativos para acompañar a tu pequeñ@ en un proceso de aprendizaje divertido. Creemos que la mejor forma de aprender es de la mano de las personas que nos aman. ¡Bienvenid@ a Mamá&nené!

2 comentarios:

  1. Uff... no sabes cómo te comprendo.

    La diferencia es q yo trabajo mañana y tarde y no puedo ser mamá a tiempo completo, pero llego tan cansada a casa que parece que un terremoto me pasó por encima... y al llegar me espera mi pequeña terremoto particular jejejeje.

    Sigo sin saber cómo poder dedicarme a mí un tiempo... ni idea.

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que he comprobado cuando he tenido oportunidad de darme un tiempo (en la estética o de compras) es que a pesar que en la mente sigue dando vueltas mi chiquitín regreso a él con más energías y sobretodo aunque la separación haya sido por una par de horas, ambos sentimos que fue una eternidad y nos damos besos y abrazos, es tan emocionante y bello. Hay que buscar la forma de darnos un tiempo... el mío es en la madrugada, pero no es precisamente para hacer ejercicios ya que todo cuanto haga debe ser en silencio... pero, llegará el día, espero que sea pronto.

      Gracias por tu visita, un abrazo.
      Karina.

      Eliminar

Instagram