Miedo a mamá

MIEDO-MAMA-BLOG-MATERNIDAD-MAMAYNENEHace tiempo, cuando mi hijito tenía alrededor de un año, en un momento que estaba con su papá jugando y yo estaba en otra habitación, le pedí a su papá que lo alistara para bañarlo a lo que mi loco se negó porque prefería seguir jugando. Al oír la insistencia de su papá y la terquedad de mi loquito, decidí intervenir y dije “¡ya Rodri, a bañarse!” desde la otra habitación y me dirigí hacia ellos. En ese momento su papá le dijo: “¡uy, ahí viene tu mamá!” como si yo fuera el cuco.

Inmediatamente le hice ver al papá mi incomodidad sobre expresiones como ésa, lo cual comprendió y pidió las disculpas del caso. Expresiones como “¡hijo no hagas eso que la señora se molesta!” o “¡pórtate bien, si no la miss se molesta!”… a mi parecer sólo demuestran nuestra incapacidad de poder comunicarnos con nuestros hijos para enseñarles o corregirlos, buscando una solución rápida y fácil para nosotros basado en infundirle miedo.

Éste post es un mea culpa, porque hace un par de días me di cuenta claramente que yo he cometido ese error con mi hijo, al infundirle miedo a mamá.

Como en varias oportunidades frente a alguna travesura suya me he molestado y levantado la voz, diciéndole “¡estoy molesta porque has hecho (bla bla bla)! ¡Mamá está molesta!”; en otras situaciones, estando él tentado a la travesura, me he adelantado y dicho “¡No hagas eso que mamá se molesta!”, y salvo alguna excepción por ahí, sí me ha funcionado. Sin embargo me he evaluado, y esa no es la forma en la que quiero educar a mi hijo, no infundiéndole miedo y lo peor, tratando de ponerme en sus zapatitos, imagino que al escuchar la frase “¡mamá se molesta!” recuerda los momentos en que me molesté, mi expresión, los sentimientos y sabe Dios qué, que hacen finalmente que desista de la travesura que está por hacer. En pocas palabras, yo misma me he estado convirtiendo en un cuco para mi hijo.

Son inevitables las situaciones en donde hay que hacer una llamada de atención; pero sí se puede y se debe evitar llamar la atención recordando situaciones o emociones negativas pasadas, lo mejor es enfocarse en la situación del momento, y guiar a nuestro hijo hacia el comportamiento o acción correctos, tratando de evitar en lo posible el NO “¡no debes…!”, peor aún si no va acompañado de una explicación concreta y razonable, porque los pequeñitos sí entienden y mucho más de lo que uno cree.





Mamá&nené

Un espacio para padres que crían y educan con amor.
En cuanto a crianza no hay manuales, pero sí un sentimiento que compartimos los padres y es el amor por nuestros hijos, el amor que nos motiva a ser mejores y que nos mueve a buscar por todos los medios su seguridad, bienestar y felicidad. 
En Mamá&nené fomentamos la crianza respetuosa y toda forma de expresión de amor hacia nuestros hijos. Aquí encontrarás información sobre maternidad y diferentes recursos educativos para acompañar a tu pequeñ@ en un proceso de aprendizaje divertido. Creemos que la mejor forma de aprender es de la mano de las personas que nos aman. ¡Bienvenid@ a Mamá&nené!

14 comentarios:

  1. Pues llevas toda la razón del mundo, ¿por qué será tan difícil esto de la maternidad? Muchos besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será porque así como es difícil es de las cosas más bellas que le pueden pasar a una, y porque vale la pena todo esfuerzo por superar cualquier dificultad por el bienestar de nuestros hijos. Un besote.

      Eliminar
  2. Bueno... bueno... algunas mañanas, de esas de domingo, que mamá se levanta toda despinada y con marcas de la sabana en la cara, sí que da muuuuucho miedo jajajaja...

    ¡Un muackiles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... pero estoy segura que aún así siempre está lista para llenarte de besos.

      Eliminar
  3. Bueno por lo menos has detectado lo que hacias y ahora puedes corregirlo. Hay cosas que hacemos de forma inconsciente, no para hacerles daño. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo único que me tranquiliza, que me he dado cuenta. Debemos revisar constantemente nuestro proceder porque es una personita a la que estamos formando, no sólo haciendo crecer lo más saludable posible, sino sentando las bases de su personalidad.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Has notado el cambio ya en tu cambio de conducta? Pues eso es que has cambio al camino acertado, enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, es difícil reconocer que me alejé sin buscarlo de la forma en la que quiero educar a mi hijo, específicamente en cuanto a corregirlo, ahora me tengo que corregir yo.

      Eliminar
  5. Es que es tan difícil actuar. La mayoría de kas veces no nos damos cuenta de lo que decimos o de la forma en que lo decimos. Lo mejor es que si nos damos cuenta pidamos perdón y lo tengamos presente para la proxima. Nuestro camino como padres es un aprendizaje. Y de los errores aprendemos.
    Asi q te felicito por darte cuenta de algo q cres no hacer bien, de reconocerlo y de arreglarlo. Enhorabuena. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, y sí he pedido perdón a mi pequeñito. Esa es una de las cosas que quiero que aprenda, a pedir perdón cuando comete un error y deseo darle siempre un buen ejemplo. Estoy super orgullosa de él, de todos sus avances, de lo cariñoso que es, de cómo desea ayudarme, que no puedo permitir que un mal manejo de sus rabietas (que no son de todos los días) afecten la forma en cómo estamos creciendo ambos.

      Eliminar
  6. Tienes razón, a veces no nos damos cuenta de que les metemos miedo y si no fuera por nosotros, los adultos, ellos no sabrían que es. Pero es que es tan difícil y hay que medir tan biena cada palabra que a veces es inevitable... Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, y no sólo hay que medir las palabras que utilizamos sino también cómo la utilizamos y los gestos que acompañan esas palabras pues los niños pequeños perciben todo. Gracias por tu comentario, besos.

      Eliminar
  7. Tienes toda la razón, pero no se me ocurre otra forma de hacerles ver que su mal comportamiento tiene consecuencias. Yo les suelo decir "Mamá está enfadada porque te has portado mal, pórtate bien y tendrás una mamá contenta"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una forma válida y recomendada, como dices, para mostrar que el mal comportamiento tiene consecuencias, es decir, cuando la travesura ya se dio. Solo que tampoco hay que recurrir mucho a estas frases porque los peques ya crean "anticuerpos" jejejeje. Cada madre y padre debe buscar las mejores palabras para llegar a sus hijos, y hay que tener en cuenta que las mismas palabras por el tono en que se utilicen, el momento y la frecuencia, pueden tener diferentes connotaciones y efectos en los niños.
      Gracias por tu comentario, besos.

      Eliminar

Instagram