Examen oftalmológico para mi bebé. La ambliopía y yo.

SALUD-OFTALMOLOGIA-INFANTIL-MAMAYNENE

Uno de los temores que tengo respecto a la salud de mi bebé, es que sufra como yo de trastornos de la visión. Yo sufro de ambliopía, más conocida como “ojo perezoso” o “lazy eye” generando una hipermetropía y astigmatismo que me obliga a usar lentes de las siguientes medidas: Ojo izquierdo +7.50 (-3.50) Ojo derecho +1.50 (-0.50), sí, soy un cegatona.

Hace años tuve una pequeña intervención quirúrgica en cada ojo programadas para diferentes fechas, pero aun así, tuve que faltar a mi trabajo y como vivía sola en un cuarto piso y el edificio no tenía ascensor, mi familia tuvo que asistirme los días que me recuperaba de la intervención en el “ojo bueno”, porque con el ojo izquierdo “ojo perezoso” no puedo ver casi nada.

¿Y cómo empezó todo? pues con una miopía, la cual no fue detectada ni tratada a tiempo. Los problemas de visión deben ser detectados en la edad más temprana, empezando con la observación de nuestros bebés y su respuesta a estímulos visuales;  y una vez hayan cumplido los dos años de edad pasar un examen oftalmológico preventivo.  

Yo recuerdo haber usado lentes por un período cortísimo de tiempo entre los 6 y 7 años de edad, pero los dejé ya que me originaba ardor en los ojos y claro incomodidad. Y cómo en ese entonces los problemas en mi visión estaban iniciándose, podía realizar todas mis actividades, jugar, escribir, leer, ver televisión, y cualquier cosa sin mayor problema, motivo por el cual mis padres tampoco insistieron en que usara mis lentes.

La ambliopía es la pérdida gradual de la agudeza visual debido a la poca estimulación que recibe uno de los ojos. Se origina en los primeros meses y años de vida y se puede tratar hasta antes de los cinco años de edad.

Preocupada porque mi pequeño no padezca los mismos problemas que yo, en cada uno de sus controles pediátricos además de la revisión que normalmente realiza su doctor, siempre he insistido en que le revise detalladamente los ojitos. El mismo pediatra, supongo que al notar mi preocupación me recomendó especialistas con la salvedad que un examen completo podría realizarse recién cumplidos los dos años de edad ya que la revisión que hicieran antes serviría solo para detectar problemas muy evidentes. Como en cada control pediátrico la revisión de la vista no arrojaba nada fuera de lo normal, y con la recomendación de mi oftalmólogo para lo lleve a su primer examen completo cuando pudiera hablar claramente (o por lo menos de forma entendible), decidí esperar hasta que Rodri cumpliera los dos años y medio.

Le hicieron varias de las pruebas que se utilizan en los adultos; dada su edad, se le podía explicar lo que pasaba y lo importante de la revisión y la pasó muy tranquilo. Lo que más le gustó fueron las tarjetas con imágenes que él debía reconocer a una distancia aproximada de 4 metros, él reconoció y nombró todas las imágenes que el doctor le señaló sin ninguna dificultad. Resultado de su primer examen oftalmológico: Sin problemas. Sentí un gran alivio al escucharlo de un especialista, y estaba también muy feliz por el desenvolvimiento de Rodri.

OFTALMOLOGIA-BEBES-AMBLIOPIA-SALUD-MAMAYNENE


El control oftalmológico en bebés y niños pequeños hasta los 5 años debe ser periódico, o al observar detalles como: frotarse los ojos, los ojos se voltean hacia adentro o hacia afuera,  ojos que no parecen coordinarse, dificultar para distinguir objetos a cierta distancia, y similares.

La ambliopía en adultos no tiene cura, el uso de lentes busca disminuir la amplia diferencia de capacidad visual que existe entre un ojo y el otro, contribuyendo a retrasar la pérdida de la visión del “ojo bueno”.

La detección y tratamiento temprano de la ambliopía en niños puede mejorar la visión haciéndola muy cercana a lo normal. Sin embargo, pueden seguir teniendo problemas con la percepción de la profundidad. Si el tratamiento se demora, se pueden presentar problemas de visión permanentes. Los niños tratados después de la edad de 10 años pueden esperar que la visión se recupere sólo parcialmente. El tratamiento para niños pequeños incluye el uso de parches,  gafas y gotas oftálmicas.

PARCHES-AMBLIOPIA-SALUD-VISUAL-NIÑOS

¿Ya llevaste a tu peque a su control oftalmológico? Cuéntame tu experiencia. 

Mamá&nené

Un espacio para padres que crían y educan con amor.
En cuanto a crianza no hay manuales, pero sí un sentimiento que compartimos los padres y es el amor por nuestros hijos, el amor que nos motiva a ser mejores y que nos mueve a buscar por todos los medios su seguridad, bienestar y felicidad. 
En Mamá&nené fomentamos la crianza respetuosa y toda forma de expresión de amor hacia nuestros hijos. Aquí encontrarás información sobre maternidad y diferentes recursos educativos para acompañar a tu pequeñ@ en un proceso de aprendizaje divertido. Creemos que la mejor forma de aprender es de la mano de las personas que nos aman. ¡Bienvenid@ a Mamá&nené!

10 comentarios:

  1. La verdad es que nosotros no lo hemos llevado. No sufrimos problemas de visión y no hemos estado muy pendientes de este tema. Además creo que Alvaro ve bien. Es capaz de encontrar cualquier mota pequeñita y cosas de esas.
    De todas formas nos has dado un buen consejo. Nunca es demasiado pronto ;)

    lamamadealvaro.WordPress. com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, nunca es demasiado pronto y es mejor prevenir, recuerda que los trastornos de la vista pueden corregirse casi en su totalidad si son detectados y tratados antes de los cinco años de edad.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Muy útil tu entrada Karina, mi hijo mayor también lleva gafas, hay que estar muy atentos desde pequeñitos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la mayoría no estamos acostumbrados a realizarnos chequeos preventivos de salud, pero tratándose de nuestros pequeños creo que vamos tomando conciencia sobre ello. Besos.

      Eliminar
  3. Me parece muy importante el control desde tan pequeño de los ojos, de pequeña tenia estrabismo ( desviaba el ojo derecho) y me pusieron un parche y luego me operaron con 5 años. Gracias a eso hoy estoy bien y sigo con muchos controles oftalmológicos por otras causas. Haría lo mismo que tu si tuviese hijos.
    Un besote
    Las cosinas de Aisha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estrabismo no fue tratado pero por suerte no se nota mucho. Lo que sí me alarma es el incremento tan rápido de la hipermetropía, por eso, mi especial preocupación sobre este tema. Un beso Aida, y a seguirnos cuidando!!

      Eliminar
  4. Pues yo estoy como tú, ojo vago, miopía, hipermetropía, astigmatismo, vamos que tengo de todo. No me había planteado mirarle la vista a mi peque todavía, pero sé que le va a tocar llevar gafas porque los genes de sus padres no son nada bueno (ambos padres somos gafotas), después de leerte haré como tú, me esperaré a los 2 años y medio y haremos una visita a ver qué tal... Aunque con lo mal que se lleva con los extraños, no sé si se va a dejar :S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya animado a llevar a tu pequeñito a su control. Quizás no se sienta del todo cómodo, pero entre la explicación que le des y que el control lo pueda realizar en tus brazos, estoy segura que lo podrán hacer. Trata de ubicar un buen oftalmólogo pediatra que tenga paciencia y todos los recursos para atender a un bebé. Un besote.

      Eliminar
  5. Pues aún no pero estoy esperando a los dos años ya que su padre también esta medio cegato y encima no puede operarse por riesgo a un desprendimiento de retina, mi niña tuerce un ojo pero el pediatra me recomienda esperar. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el pediatra te ha recomendado esperar indica que no hay problemas evidentes y tampoco se trata de someter a los niños a exámenes innecesarios que les puedan resultar incómodos, y en este caso, si tu pequeña tiene menos de dos años, pues está dentro de la edad recomendada para detectar y tratar cualquier trastorno de la vista. Besos.

      Eliminar

Instagram