La lactancia: tete y destete.

Existen opiniones divididas respecto a si los medicamentos aplicados durante y después de una cesárea repercuten en el proceso de formación de la leche materna. Incluso algunas mamás que dieron a luz por cesárea me comentaron que no tuvieron ningún problema para iniciar la lactancia; pero yo sí, y muchos.

Pese a mis esfuerzos porque mi hijo succione a fin que ayude a la producción de leche, no sucedió sino hasta el cuarto día de dar a luz en una pequeñísima cantidad, por lo que frente al llanto de mi bebé por el hambre, me veía obligada a recurrir a la "fórmula". Tener la cantidad de leche suficiente para amamantar me tomó mucha paciencia, dolor, heridas y llanto por impotencia. 

Hice todo lo que me aconsejaron: mi pediatra, mi mamá, amigas, extrañas... y nada me funcionó: masajes, agua, avena, cacao, no tenían ningún éxito, y yo más que estresarme, entré en depresión; me sentía un fracaso al no poder darle a mi hijo el alimento que necesitaba y me pedía desconsolado. Se acurrucaba en mi pecho, me apretaba con sus manitas, me jaloneaba desesperado, pero nada, al final el hambre lo obligaba también a aceptar la fórmula.

Entonces, frente a todos los problemas que me acompañaban decidí enfocar todos mis esfuerzos en concentrarme sólo en mí y en mi bebé, sacando de mi mente todos los "pero si a mí me funcionó" y hasta mis propias críticas sobre mi incipente maternidad y transformando mi "todas las mamás pueden, yo no sirvo para esto" por "lo voy a lograr hijito, vas a tomar tu lechita" y tiempo después ocurrió, mi hijito tenía la leche que necesitaba. Y así empezamos nuestra dulce experiencia.

No voy a ahondar en los múltiples beneficios de la leche materna para el bebé, pero también para la mamá; y por lo que voy a escribir a continuación quizás haya quien opine que sobredimensiono la situación, pero para una mamá como yo que di a luz por cesárea y me quedé con el deseo de vivir la experiencia extrema y divina del parto natural, no poder dar de lactar y luego no tener la cantidad de leche necesaria para mi hijo, era demasiado frustrante y triste.

Meses después, ya con Rodri disfrutando al máximo de su "a-ta" (teta) encontramos otro obstáculo. Sufro de rosácea, por lo que para controlarla debo usar cremas y seguir aburridas rutinas de aseo y cuidados además de tomar comprimidos, los que debí suprimir desde que me enteré que estaba embarazada y durante toda la lactancia, por lo que mi rostro sufrió las consecuencias. Recomendación del doctor: Destetar. 

No lo quise hacer y pues, no lo hice. No iba a someter a mi hijo a un posible trauma por destetarlo abruptamente. Decidí hacer de todo para evitar eso y también lo logré. No al 100% pero controlé la rosácea, pero lo más importante Rodri y yo continuamos con la lactancia hasta que tuvo un año y diez meses. Me fue super sencillo destetar. Mi hijo lo hizo naturalmente y aunque extraño mucho tenerlo acurrucado, cerquita a mi corazón, alimentándolo y amándolo, me queda la enorme satisfacción que esa etapa, que sólo la viven una madre y su hijo, nosotros la vivimos al máximo.



¿También se te hizo difícil amamantar? y ¿Cómo te fue con el destete?.

Mamá&nené

Un espacio para padres que crían y educan con amor.
En cuanto a crianza no hay manuales, pero sí un sentimiento que compartimos los padres y es el amor por nuestros hijos, el amor que nos motiva a ser mejores y que nos mueve a buscar por todos los medios su seguridad, bienestar y felicidad. 
En Mamá&nené fomentamos la crianza respetuosa y toda forma de expresión de amor hacia nuestros hijos. Aquí encontrarás información sobre maternidad y diferentes recursos educativos para acompañar a tu pequeñ@ en un proceso de aprendizaje divertido. Creemos que la mejor forma de aprender es de la mano de las personas que nos aman. ¡Bienvenid@ a Mamá&nené!

2 comentarios:

  1. Yo estoy en esa situacion..no lleno a mi bebe y me da tanta tristeza..tambien fue por cesarea.. tuvo que ser asi porque me subio demasiado la presion..yo tenia todo planeado pero para que fuera parto natural...jamas imagine que acabaria con muchos achaques... deapues de la cesarea me dio eclamsia y me aislaron no pude tener a mi bebe por 8 dias...no pude darle mis calostros..no pude tenerlo de chiquito..pese a eso sali y pense en amamantarlo...todo iba bien hasta que me entro mastitis y a partir de ahi no e podido llenar a mi bebe...me da mucha tristeza y no se que hacer tambien e intentado de todo y nada...siento que nadie me comprende...siento qje mi familia cree que estoy paranoica...pero al no dar a luz como uno piensa y que no le salgan las cosas como la gente normal... eso me da mas pata abajo... creo hasta que estoy en depresion y nadie me hace caso...a nadie le importo
    ...pero por mi bebe seguire intentandolo oculyando mi tristeza y espero al igual que tu poder hacer feliz a mi bebe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay alguien a quien no solo le importas sino para quien tú eres el mundo, y es tu bebé. Las mamás que no dimos a luz de manera natural y que encima no pudimos dar de lactar inmediatamente, cuando nos imaginábamos y preparábamos para una situación completamente diferente, ideal quizás, recibimos un golpe emocional muy fuerte, la mayor bendición de una mujer vivida con dolor.
      Me tomó mucho tiempo comprender que no soy menos mamá por dar a luz por cesárea, incluso hasta ahora en mis conversaciones con mi esposo o mi familia, cuando recordamos el día del nacimiento de mi hijo, prefiero bloquear algunos momentos porque los sentimientos afloran. Me enfoco en pensar que a pesar de cómo se dieron las cosas, mi hijo está conmigo, sano, hermoso y feliz. Cuando no podía dar de lactar la única persona que atinaba a decirme que me calme, que no me estrese, como solución para la producción de leche, era el pediatra. Todos los demás buscaban otras "soluciones", más tangibles, más practicas, haciéndome sentir como una máquina a la que algo le estaba fallando.
      Ese es mi consejo, desde mi propia experiencia, si quieres, como estoy segura por tus palabras, dar de lactar a tu hijo, enfócate en lo positivo, de la vida, de tenerlo, de estar juntos, réstale importancia a todo lo demás y concéntrate en tí y tu bebé. Abrázalo y bésalo siempre, y poco a poco, el sentimiento de calma y gratitud te ayudarán a lograr lo que buscas.

      Eliminar

Instagram