25 juegos de Estimulación temprana en casa


ESTIMULACION-BEBE-SKILLS-MAMAYNENE-MOTRICIDAD-MAMIMISS

La estimulación temprana es un conjunto de técnicas y actividades que tienen como objetivo brindar al niño mayores oportunidades orientadas a desarrollar al máximo sus capacidades físicas, cognitivas, y sociales.  Puede ser aplicada desde el nacimiento hasta los 6 años de edad, rango en el que el niño tiene su máxima capacidad de asimilación de los diferentes estímulos que lo rodean.

La estimulación temprana generalmente es desarrollada en centros especializados, sin embargo puede -y debe- también otorgarse en casa, en el entorno habitual del niño y con la guía de su madre, padre o cuidador, conjunto que le brindará mayor seguridad y satisfacción.

En casa, con objetos con los que contamos, del uso diario, de reciclaje o en todo caso, muy sencillos de conseguir, podemos brindar a nuestros pequeños muchísimas posibilidades de estimulación. Hoy te presento 25 ideas de juegos de estimulación temprana, ideal para bebés hasta los dos años de edad. Esta recopilación, es además nuestra recomendación personal, pues casi todas las ideas que te presento ya las hemos aplicado y disfrutado tal cual o con alguna variación, que por supuesto, también comparto contigo.


1. Cesta de tesoros:
Coloca en un cesto diferentes objetos para que tu bebé los vaya descubriendo uno a uno. Puedes presentarle un cesto o caja con objetos variados o agrupados por algún concepto: material, color, textura. Los objetos deben ser del uso cotidiano, del hogar, no juguetes. Revisa que los objetos no posean puntas o partes que puedan representar algún riesgo. A los bebés les encanta. Recuerdo que mi nenito podía pasarse una hora o más, inmerso en su caja de tesoros, observando a detalle cada elemento. 


2. Muro y alfombra sensorial:
Un pequeño tramo de muro puede ser una estación super divertida para los bebés. Coloca retazos de telas de diferentes texturas, trozos de alfombra, botones, tapitas, esponjas, plumas, pompones, etc. para estimular su sentido del tacto. Complementa con interruptores, cerrojos, y cadenas que él pueda manipular estimulando así su motricidad fina. Aplica el mismo concepto para elaborar una alfombra sensorial y estimular los sentidos de tu bebé, sea que camine descalzo sobre ella o gatee. 


3. Cesta pompón:
Si tu bebé es muy pequeñito, puedes presentarle esta cesta para que empuje los pomponcitos hacia el interior. Conforme vaya creciendo, puedes pedirle que él mismo encaje los pomponcitos, para luego empujarlos, quizás empezando por los de un determinado color. Una actividad entretenida que estimula tanto la motricidad fina como la concentración


4. Selección de pelotas:
Con poco más de un año de edad, un bebé ya puede diferenciar los colores básicos, figuras geométricas y tamaños. Es increíble la rapidez con la que asimilan la información. 
Este es un ejercicio sencillo que disfrutan mucho y guarda estrecha relación con el concepto de orden. Como jugando los pequeñitos aprenden a agrupar objetos y a colocar cada cosa en su lugar. Provéete de cestos o cajas para ayudar a tu bebé y disfruta viendo como organiza sus tesoros.


5. Puzzle de figuras geométricas
Empieza con las tres básicas: círculo, cuadrado y triángulo. Poco después el bebé estará preparado para conocer el rectángulo, el óvalo, el trapecio y la estrella. Recuerda utilizar colores llamativos y forrar el puzzle y sus piezas con papel contact pues como ya sabemos, los bebés exploran llevándose los objetos a la boca y es mejor preparar el puzzle para esa exploración. 


6. Cocina estimulante:
La cocina es uno de los lugares favoritos de los peques exploradores. Incrementa el vocabulario de tu pequeño con esta sencilla actividad. Preséntale el elemento real, su nombre y alguna característica (color, olor, textura, forma) y ubícalo sobre su imagen impresa, frutas, verduras, tubérculos, todos pueden participar. Si trabajas con frutas, complementa la actividad, cortando pedacitos y degustando juntos. 


7. Cintas en la botella
Para las actividades de introducir objetos en botellas te sugiero utilizar unas de pico ancho para poder recuperar con facilidad los objetos que se hayan introducido. Las botellas comunes son excelentes para embocar cuentas o canicas.


8. Ensartado de pastas
En un poco de play-doh, planta unos cuantos palitos, pueden ser sorbetes, palitos portaglobo o palitos de brocheta (córtale las punta) y en ellos tu peque podrá ejercitar sus habilidades motoras finas ensartando fideos o pasta.


9. Soltar pompones: 
Con un tubo de papel toalla y unos cuantos pompones ya tienes un divertido juego para tu bebé quien dependiendo de su edad podrá hacerlo sentado o motivarse a mantenerse de pie. Para los más grandecitos, puedes colocar varios tubos pintados de colores para que a través de ellos se suelten los pompones del color correspondiente. 


10. Clasificación por colores:
Transforma envases plásticos o contenedores en desuso, en un excelente ejercicio para clasificar por colores. Prueba con botones, palitos, limpiapipas, tapas de gaseosas, etc.


11. Insertado de plumas:
Una sencilla cajita se convierte en un colorido pavo gracias a las plumitas insertadas. 


12. Clasificación sobre palitos
Más sencillo, imposible. Botones y palitos bajalengua para ejercitar la motricidad fina y la concentración.


13. "Cada pinza en su lugar":
Pinta franjas de colores en palitos bajalengua y pinzas. El niño deberá colocar las pinzas en el lugar que le corresponden. Ideal para nenitos a partir de los dos años de edad, estimula la motricidad fina y concentración.


14. Serpiente botón:
Un botón cocido en el extremo de una cinta y varios pedacitos de fieltro de colores, son suficiente para este interesante y entretenido juego. Con él, el niño ejercitará su habilidad de abotonar. Puedes complementar la actividad colocando una secuencia de colores en una tarjeta, para que el niño la siga al momento de ensartar cada pedacito de fieltro. 

15. Pinzas pintonas:
Con un concepto similar al de la propuesta número 13, pero con más colores. La cajita ayuda a la manipulación del juego. Nosotros jugábamos con ella a la vez que practicábamos los colores en inglés.


16. Pinzas en bichitos:
En cartulinas de colores delinea algunos animalitos a cuya anatomía se puedan adecuar creativamente las pinzas. En la imagen: pinzas como patitas del ciempiés, pinzas como púas del puercoespin, pinzas como tenazas del cangrejo y pinzas como tentáculos de la medusa.
Excelente actividad para trabajar el concepto de asociación por colores y la motricidad fina.


17. Arcoiris de pompones:
Aquí una forma más de trabajar con los colores. Con cartones de huevos pintados y muchos pompones se logra un interesante juego para que los peques aprendan a agrupar por color.


18. Grupos de figuras geométricas:
Con este set de figuras geométricas, es posible practicar la agrupación por: colores, tamaños y formas. En el ejemplo: agrupación por la forma. 


19. Ensartado de sorbetes:
Unos cuantos sorbetes o pajitas de colores, un portacucharones o algún recipiente con agujeros y que empiece la diversión. Actividad ideal para nenitos a partir de los dos años de edad.


20. Galería de animalitos:
Imprime fotos - no caricaturas -  de diferentes animales y preséntaselas a tu peque, a fin que identifique cada uno con su miniatura (juguete) Prueba también con animalitos de la granja. Conversa con tu peque acerca de las características de cada animalito: donde viven, qué sonido hacen, qué comen, etc. Juego ideal para incrementar el vocabulario de los pequeñitos.


21. Frascos para enroscar:
Reúne envases de diferentes tipos y tamaños pero todos con tapa para enroscar e invita a tu peque a colocar cada tapa en el envase que le corresponde. Ideal para desarrollar la motricidad fina y concentración en niños a partir de los dos años de edad. 



22. Piojitos de colores:
Esta actividad me encantó, una muestra de lo sencillo que es hacer del objeto más simple uno estimulante y divertido. Estos pequeños ganchitos - o piojitos - sujetos a los lápices son un buen ejercicio para la motricidad fina. Siguiendo un orden en particular o serie de colores estaremos estimulando también la concentración.


23. Pernos y tuercas
Enroscar tuercas es una actividad ideal para estimular la motricidad fina. Aumenta el grado de dificultad presentándole a tu peque pernos y tuercas de diferentes tamaños.



24. Pernos y tuercas 2
Un portacucharones u otro similar es convertido en una superficie de trabajo con pernos y tuercas. 


25. Trasvases
Trasvasar en estimulación temprana es más que pasar un líquido de un recipiente a otro. El aprendizaje es gradual e inicia con el trasvase de granos grandes como frejoles o garbanzos.
Según vayan dominando el ejercicio, los granos deben disminuir su tamaño, hasta llegar a la arena o el azúcar. El último nivel de dificultad será el trasvase de líquidos, con jarras, vasos grandes y pequeños, embudos, cucharas, goteros, etc. Es una actividad ideal para estimular la concentración y la motricidad, además de incentivar su autonomía.


Espero que estas ideas te hayan motivado a descubrir nuevos usos a los objetos con los que cuentas en casa, más divertidos e interesantes y sobretodo con los que tu pequeñito pueda estimular sus capacidades. Recuerda que la riqueza de cada ejercicio radica en la guía que se le otorgue al niño, compañía, conversación constante y paciencia.

Espero que te haya gustado este post, si fue así dale un like  o +1 y compártelo en tu red social favorita, Te dejo un enorme abrazo. ¡Hasta pronto!

Suscribete

Mamá&nené

Un espacio para padres que crían y educan con amor.
En cuanto a crianza no hay manuales, pero sí un sentimiento que compartimos los padres y es el amor por nuestros hijos, el amor que nos motiva a ser mejores y que nos mueve a buscar por todos los medios su seguridad, bienestar y felicidad. 
En Mamá&nené fomentamos la crianza respetuosa y toda forma de expresión de amor hacia nuestros hijos. Aquí encontrarás información sobre maternidad y diferentes recursos educativos para acompañar a tu pequeñ@ en un proceso de aprendizaje divertido. Creemos que la mejor forma de aprender es de la mano de las personas que nos aman. ¡Bienvenid@ a Mamá&nené!

8 comentarios:

  1. Una colección fantástica. Algunas actividades ya las conocía, pero me he enamorado de las plumitas y los tableros sensoriales. ¡¡Son tan divertidos y tan entretenidos!!

    Gracias por elaborar esta recopilatorio. ¡Es genial, guapura! Y un gran tabajo...

    ¡Un muackiles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hermosa!! me alegra mucho que te haya gustado. Un besote.

      Eliminar
  2. Me encantan todos los juegos que propones. Alguno los voy a probar con mi niña a ver que tal resultan. Aunque, aun será pequeña para entenderlos bien.
    De momento el primero que propones del cesto si lo hace mucho, le pongo todo lo que encuentro y lo meto en una caja y se divierte sacandolas, pero le gusta aun más gatear y explorar a su alrededor. Me guardo tu entrada para que no me falten ideas :) abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los primeros años son una etapa hermosa en donde los nenitos se maravillan de absolutamente todo lo que ven, oyen, tocan... y prueban jejejeje. Creo que el que muchos los llamen "esponjitas" tiene muchísimo de cierto. En nuestro caso, a mi nenito no le gustaba nada gatear, lloraba tan solo al ponerlo boca abajo, y así pasó de sentarse a ponerse de pie y caminar. Su primero año fue así, con toda la estimulación que podía brindarle estando en un solo lugar. Una vez que empezó a caminar no había nada que lo mantuviera quieto jejeje. Igual le encanta los momentos los trabajos manuales y se concentra muy bien, pero una vez acaba, es un correcaminos!!
      Me alegra mucho que te haya gustado el post, un abrazo muy fuerte!

      Eliminar
  3. Jo, había dejado un comentario y veo que no se ha publicado :(
    Decía que me gustan mucho las propuestas y que son la base para hacer juegos que luego pueden acabar en experiencias inesperadas y gratas. Yo recuerdo con mi hijo, hacer un juego de rollos de papel en diferentes grosores para ir poniendo unos dentro de otros que él luego complementó guardando a sus peluches animales dentro y creando historias de bosques animados. La creatividad no tiene límites en los pequeños.
    Una brazo Karina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, es lo que precisamente se busca con la estimulación temprana, potenciar las diferentes capacidades y habilidades de los pequeños. Quien la otorgue debe ser guía del niño en este proceso, orientándolo y motivándolo solo hasta el punto en el que adquiera la confianza y curiosidad por continuar él mismo con el aprendizaje. Estimular requiere de quien la brinda, paciencia, observación de la respuesta del niño y mucha libertad, para dejar que el niño procese la información y la transforme de maneras que muchas veces nos dejan boquiabiertos.
      Muchas gracias por tu comentario Yolanda, un abrazo muy fuerte!!

      Eliminar
  4. ¡Hola! Me gustaría saber de cada actividad a partir de qué mes se pueden hacer, mi bebé tiene 11 meses, ¿cuáles me recomiendas? ¡gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nathalia, para la edad de 11 meses te recomiendo las actividades de la 1 la 10, e ir presentando las demás gradualmente a tu bebé, a partir del año y medio de de edad. Pero recuerda, que aplicar una u otra actividad depende sobretodo de la respuesta que se tenga en el niño, que le llame la atención y despierten su curiosidad, y que si bien pueden representar un reto inicial, este debe ser superado en corto tiempo. De no ser así, se deben adecuar las actividades o buscar otras que motiven al pequeñito.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar

Instagram