Cómo dejar el pañal con alegría.

DEJAR-PAÑAL-SIN-LLANTOS-ALEGRIA-MAMAYNENE



La transición de pañal a calzoncito o calzoncillo, puede ser muy difícil para muchos niños y sus padres, pero si te lo propones, puede convertirse en un proceso o evento feliz para todos. Hoy comparto contigo nuestra experiencia resumida en 9 aspectos a tener en cuenta para lograr que tu hijo deje el pañal con alegría.

1. Observa y alienta:

Entre el primer y segundo año de edad, el niño va identificando el momento en que hace pis y popó, podrás notarlo en su carita o incluso te avisará pero culminada su producción. ¡Aliéntalo! Y refuerza el hecho que identifique la necesidad y la anuncie. Cuando haya practicado muchas veces, y en el momento que notes que se está preparando para hacer popó (que es lo más evidente) pregúntale "¿quieres hacer popó en el bacín?" Si se anima, bien, pero si no, si observas alguna señal de miedo o incomodidad, no insistas, no ha pasado nada.
Importante: El niño aún sigue con pañal, esto es solo un paso previo.


2. Sin presiones ni exageraciones:

Es importante que alientes cada avance de tu bebé en este proceso, pero sin exagerar, no saltes de emoción cuando por fin te avisó antes de hacer pis o popó, demuestra tu alegría pero moderamente. Importante: El niño continúa usando pañal. 

3. ¿Cuándo está listo?

En la actualidad y por las recomendaciones de especialistas la mayoría de los niños dejan el pañal entre los 2 y 3 años de edad. La temporada ideal, el verano, ya que si se dan “accidentes” resulta muy práctico cambiar la ropita ligera y asear al pequeño, así como que no se expone al niño a los resfríos por tantas idas al baño. 

Al margen de la edad, un niño está listo para dejar el pañal cuando: hace gestos o señales (o anuncia) que quiere hacer pis o popó, incluso cuando ya los hizo, demuestra incomodidad al estar con el pañal mojado o sucio (se toca, camina raro o no se quiere sentar), permanece períodos más largos de tiempo con el pañal seco en el día, y en la noche puede incluso no orinar y te encontrarás con un pañal sequito al día siguiente.

Si en los próximos días (o semanas) no habrán factores externos que afecten emocionalmente a tu hijo, como una mudanza, el ingreso al nido, un nuevo integrante a la familia, eventos, etc. y da muestra clara y constante de las señales que antes te he mencionado puede ser el momento ideal para dar el paso y decir ¡adiós pañal!

4. El peque elige:

Viste que es el momento, tu peque está listo, tú estás lista, pues ¡de compras! Tómense su tiempo en elegir los calzoncitos o calzoncillos que más le gusten a tu peque, siempre con alegría, sin prisas ni presiones. Vean colores, personajes, etc. Si puedes, date una vueltita previa por la tiendas y sin peque, a fin de identificar diseños y evaluar calidades, y así facilitar el día de compras “guiando” un poquito a tu peque, pero él o ella elige.

5. Conversa:


Explícale de la manera más natural el proceso, lo menos que debemos hacer es crear ansiedad por si se logra o no algo. 

6. El gran día:

¡Pues nada! Que es un día como cualquiera, a lo mucho dile a tu peque que se ve muy guapo o guapa con su prendita nueva, con la misma emoción como si se tratara de cualquier otra prenda. Pero ese día y sólo tú lo sabes, tu pequeñito(a) dejará el pañal, no debes dar marcha atrás y crear confusiones.


7. Mamá siempre atenta:

Para evitar frustraciones, incomodidad y tristeza, debes observar constantemente a tu bebé y si notas que por el tiempo transcurrido o por algún gesto ya necesita ir al baño pero no tiene intención de avisarte, como cuando está tan entretenido en sus juegos que se olvida de todo lo demás, debes acudir y recordarle a tu peque que deben ir al baño. 


8. Accidentes posteriores... en el día y en la noche:

Todo va perfecto, tu peque ha logrado dejar el pañal sin llantos, por el contrario tranquilo (a), feliz, y orgulloso (a) por sus avancespero de un momento a otro ocurrió un “accidente”… recuerda: ¡No ha pasado nada! Tampoco es que se ignore el hecho, pero todo debe quedar en un “bueno, se nos escapó, pero la siguiente me avisas ¿sí?” y así todas las veces que sea necesario. Te aseguro que serán muy pocas.

9. Paseos y viajes:

La constancia es importantísima. Debes conservar la misma rutina, cuidado y paciencia que tienes en casa cuando salgan de paseo o de viaje e ir preparada para brindarle toda la tranquilidad y comodidad a tu peque, y claro, para solucionar cualquier “accidente” ¿Trabajazo? Sí, pero la recompensa es enorme.


¿En cuánto tiempo tu peque puede dejar el pañal siguiendo estos pasos? Es variable, pero te puedo asegurar que tu peque estará tranquilo, sentirá tu cariño y apoyo y eso le ayudará a que el tiempo de transición sea el menor posible. ¿Cuánto nos tomó a nosotros? Un solo día. Tuve en cuenta cada uno de los aspectos que te he presentado: Observé ( las señales, el momento adecuado y hasta postergue varias de mis actividades a fin de pasar el mayor tiempo posible en casa, con la tranquilidad necesaria para ayudarlo en el proceso), fuimos de compras (una mañana que recuerdo con mucho cariño)  y al día siguiente, desde la primera hora de la mañana empezó a usar orgulloso su nueva prenda. Dos semanas después salimos de viaje, sin un solo accidente. Él tenía entonces, 2 años y 7 meses, y a la fecha, con casi tres años, rara vez si ha ocurrido un accidente mientras dormía, y él mismo se despertó por la incomodidad para avisarme lo que había pasado… pero ya sabemos: no hay problema.

No existen métodos infalibles en el proceso de dejar el pañal, solo criterios y recomendaciones y es a partir de nuestra experiencia que solo puedo recomendarte: Observa a tu pequeño, ten paciencia y constancia, apóyalo, aliéntalo, que siempre sienta que cuenta contigo y logrará dejar el pañal con alegría.

Para resumir el post de hoy he elaborado una Infografía que espero te agrade:

DEJAR-PAÑAL-SIN-LLANTO-INFOGRAFIA-MAMAYNENE


Si te gustó este post, no olvides dejarme tus comentarios y experiencias, y si no te quieres perder ninguna de nuestras publicaciones Suscríbete a nuestra Newsletter y recibirás también en tu correo nuestras novedades  y regalitos solo para suscriptores. Hasta pronto!!

Mamá&nené

Un espacio para padres que crían y educan con amor.
En cuanto a crianza no hay manuales, pero sí un sentimiento que compartimos los padres y es el amor por nuestros hijos, el amor que nos motiva a ser mejores y que nos mueve a buscar por todos los medios su seguridad, bienestar y felicidad. 
En Mamá&nené fomentamos la crianza respetuosa y toda forma de expresión de amor hacia nuestros hijos. Aquí encontrarás información sobre maternidad y diferentes recursos educativos para acompañar a tu pequeñ@ en un proceso de aprendizaje divertido. Creemos que la mejor forma de aprender es de la mano de las personas que nos aman. ¡Bienvenid@ a Mamá&nené!

23 comentarios:

  1. Tomo nota, aunque todavía veo lejos el día en que deje los pañales. ¡Muchas gracias por los consejos!. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti Maricarmen por pasar por acá. Espero que más adelante estos consejos te sean mucha utilidad.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Muy completo y será de mucha ayuda a quienes empiezan ahora con el buen tiempo a plantearse este nuevo paso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá que nuestra experiencia y recomendaciones contribuya en algo a facilitar esta transición para los bebes... y también para los papás, pues a partir de nuestra propia calma y paciencia podemos no solo ayudar a nuestros pequeños sino motivarlos en este importante avance.

      Eliminar
  3. Ay Karina..con lo fácil que fue con mi hijo mayor..el pequeño con casi 3 años parece que esta enamorado de su pañal. El avisa cuando hace caca pero cuando le viene el pipi nunca dice nada ni deja que le quitemos el pañal para que vaya el wc. Pero bueno habra que tener más paciencia....un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad creo que no solo es la forma ideal sino la única, paciencia y mucho cariño... un besote querida Ana.

      Eliminar
  4. Me viene genial este post porque pronto empezaremos la operación pañal, jejeeje. Princess ya muestra casi todas las señales, a ever cómo nos va. Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que todo irá muy bien, paciencia + cariño + constancia es la clave. Un besote!

      Eliminar
  5. Muy buenos los consejos!!! Yo a los mios se lo quité a los 3 a los 21 meses con las niñas no tuve problema el niño me costó más. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno!!, una muestra clara que cada niño pone su tiempo. Y es que es vano que la mamá se plantee que "ya tiene un año, entonces chau pañal" y se tome 6 meses entre "accidentes", llantos e incomodidad para el niño y angustia para los padres.. cuando el mismo niño (y las señales) nos dirá que ya está listo para dar el paso.
      Muchas gracias por tu comentario Montsar. Un beso!

      Eliminar
  6. Muy bueno el post Karina, estoy totalmente de acuerdo de que el peque es el que tiene que llevar la batuta en esto de quitarles el pañal y nosotras somos simple apoyo y compañía. Yo con los dos lo he tenido muy fácil porque fueron ellos los que eligieron el momento, sencillamente un día me dijeron "quiero calzoncillos" y en un día la cosa estaba hecha, de hecho, tengo en borradores un post sobre mis "operaciones pañal", a ver si termino de darle forma ;-) Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría lo que me cuentas Cristina! me quedo a la espera de esos posts... los tiempos han cambiado, y es bueno conocer y difundir las experiencias, en este caso sobre el retiro del pañal, basadas en el cariño, respeto, paciencia y comprensión a nuestro pequeños. Consejos y recomendaciones de especialistas hay muchos, sin embargo en la realidad, aun es muy practicado el criterio: "Ya tiene un año, ya debe dejar el pañal"... o "llegó el verano, ya le toca dejar el pañal", sin observar si el pequeño está listo para dar ese gran paso.
      Un besote!!

      Eliminar
  7. Ay, Karina, qué experiencias más distintas que tenemos. Y eso que con el mayor seguí todos los pasos (él lo pidió, eligió sus calzoncillos, etc etc), pero todavía a día de hoy, ocho meses después, seguimos teniendo "accidentes" diurnos y por la noche sigue con pañal. Eso sí, los "accidentes" sólo en casa, ni en el cole ni en otras casas. Nos han dicho que seguramente sea una reacción al nuevo hermanito. A mí se me ha hecho durísimo. Espero que cuando toque con el pequeño sea algo más fácil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La presencia de un nuevo hermanito puede despertar muchas emociones en el primer hijo y el hecho que los "accidentes" sólo ocurran en casa, reflejan que son una reacción emotiva. Imagino lo difícil que debe ser para tí, pero solo queda (y por eso admiro a las mamás) tener aún más paciencia y doblegar esfuerzos!! jejeje... ya han pasado varios meses, por lo que espero que pronto puedan superar esta etapa. Fuerza y paciencia... un besote querida Marian.

      Eliminar
  8. ¡Me ha encantado el gráfico! Digno para tener en casa.... muchas gracias por compartirlo.

    ¡Un muackiles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, un besote Sonia!

      Eliminar
  9. Muy completa la información!! sí, antetodo tranquilidad y cariño. Yo la verdad es que no tuve mucho problema con los mios, algún escape pero muy espóradico. Donde fue algo más díficil fue con mi hijo pequeño por la noche. Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Retirar el pañal en la noche suele ser más difícil, pero la paciencia siempre será nuestra mejor aliada... un enorme abrazo estimada Montsar!

      Eliminar
  10. Voy tomando nota de estos consejos y las experiencias de otras mamás. Nos gustaría quitarle el pañal este verano, pero aún no le vemos interesado. A mi no me molesta, pero a mi alrededor comienzan a presionarnos para que vayamos comenzando a quitar. yo no sé como lo harían ellos con sus hijos, pero si él no quiere no le podemos obligar. Un gran post, me encanta! un besote! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, el presionar a los pequeñitos para que dejen el pañal solo conduce a dos cosas, que sea un proceso traumático para él y que este proceso sea aún más largo. Resta importancia a lo que digan otras personas, sólo tú sabes si tu pequeñito ya está listo. Es un paso muy importante en su desarrollo, tómense el tiempo necesario para darlo, eso sí, no dejes de motivarlo, pero sin presiones.
      Un besote, me alegra que te haya gustado este post.

      Eliminar

Instagram