Sedación consciente: ¿Una alternativa para superar el miedo al dentista?


SEDACION-CONSCIENTE-DENTISTA-NIÑOS-MIEDO-MAMAYNENE-SALUD-MATERNIDAD

¿Qué es la sedación consciente? ¿Es recomendable su uso en niños? ¿En qué situaciones? Estas y más interrogantes sobre esta alternativa para el tratamiento odontológico en niños son resueltas a través de un interesante artículo que nos presenta nuestra autora invitada, la Doctora Helen Pinto Pazos (Lima-Perú), creadora del blog Dra. Sonrisa, en donde comparte información, tips y consejos para el adecuado cuidado dental de toda la familia. Para mí es una alegría poder contar con su colaboración. Los dejo con ella.

El miedo es una sensación desagradable promovida por la inseguridad, que refleja el estado de alerta ante un peligro inminente. Durante siglos uno de los grandes temores del ser humano ha sido acudir al dentista, estos temores han sido generalmente inculcados por los padres o por la sociedad que nos asocia al dolor en lugar de asociarnos al cuidado y a la ayuda; entonces, si un adulto ingresa temeroso a su consulta dental ¿como llegarán los niños?

Durante semanas he estado leyendo foros donde muchos padres comentaban que sabían que sus niños necesitaban tratamientos pulpares; los tratamientos pulpares son realizados a dientes en donde la caries es tan profunda que ya ha llegado al nervio (pulpa dental). Se hacían cientos de preguntas y temían por sus niños, porque no sabían si iban a poder realizarles el tratamiento; ya que para este se requiere anestesia local y se preguntaban acerca de tratamientos odontológicos para sus niños haciendo uso de la sedación consciente. Muchos de ellos trataban de interpretar lo que era, se llenaban de dudas y otros inclusive indicaban que era una gran alternativa de atención para ellos por lo eficaz y rápido; pero ¿de qué se trata la sedación consciente? ¿su utilización es tan sencilla como se lee? ¿Es apta para todos los niños o como yo siempre digo: es la mejor opción para sus niños? Hoy vamos a tratar de explicar de manera sencilla qué es la sedación consciente, porque se realiza, que alternativas tenemos ante ella y en qué casos según mi criterio profesional debe ser usado.

Como primera premisa voy a contarles que soy odontóloga general, mi especialidad no es la odontopediatría pero he tratado y trato con niños en mi consulta privada y tengo hermosos casos de éxito de salud bucal y sobre todo una buena experiencia emocional de los pacientes niños y con habilidades diferentes que me han visitado. Muchos de los pacientes adultos que hoy se rehúsan a ir al odontólogo fueron niños que han tenido malas experiencias y sustentados en esta premisa, además de algunas condiciones de salud especiales, es que se inició el uso de la sedación consciente.

La sedación consciente trata del uso de fármacos que ayudan a la relajación hasta un punto de somnolencia, los pacientes aún son capaces de responder órdenes y respirar normalmente sin tener sensaciones de dolor. Este tipo de alternativa es usada por muchos profesionales odontólogos que buscan disminuir la inseguridad y disconfort que experimentan los niños, sobre todo cuando van a ser sometidos a tratamientos pulpares o cirugías, o su uso en pacientes con habilidades diferentes con experiencias negativas previas.

Como siempre digo la confianza es la base de las relaciones y eso incluye a la relación que tenemos con nuestro dentista. Para poder hacer uso de la sedación consciente, debes estar completamente segura que tu dentista maneja las dosis adecuadas para tu niño y eso solo lo sabrás si lo conoces y confías en él o ella. Por lo cual inferimos que su administración sólo puede ser realizada por él, en ningún caso por los padres o acompañantes del paciente, su efecto dura aproximadamente entre 1-2 horas y no tiene ninguna indicación post administración, aunque en mi caso prefiero que los padres y el paciente esperen que el efecto termine antes de retirarse de la clínica.

Desde mi punto de vista y experiencia profesional, todos los niños son aptos para ser tratados odontológicamente sin recurrir a esta alternativa, excepto aquellos que tengan problemas neuromusculares que impidan la apertura de la boca, o tengan múltiples infecciones que tengan que ser tratadas al mismo tiempo. Si tu niñ@ no tiene ninguna de estas características debes darle la oportunidad de pasar sus consultas odontológicas sin administrarle fármacos, de brindarle una experiencia positiva que lo llevará a ser un adulto responsable con su salud, sabrá que lo llevas porque lo cuidas, que su dentista también lo esta cuidando y que por sobre todo cuando él llega a su consulta es esperado con amor por una persona que lo único que busca es ayudarlo a crecer como un niño sano que se convertirá en un adulto que ya no le tiene miedo al dentista. Esta es mi posición, la sedación consciente se puede usar, pero no se debe de abusar de ella por falta de paciencia o por la poca colaboración de niños y padres.

Si deseas conocer más sobre la Doctora Helen Pinto o ponerte en contacto con ella, puedes visitar su blog Dra. Sonrisa.

Si te gustó este post, compártelo en tu red social favorita ¡Hasta el próximo post!

Mamá&nené

Un espacio para padres que crían y educan con amor.
En cuanto a crianza no hay manuales, pero sí un sentimiento que compartimos los padres y es el amor por nuestros hijos, el amor que nos motiva a ser mejores y que nos mueve a buscar por todos los medios su seguridad, bienestar y felicidad. 
En Mamá&nené fomentamos la crianza respetuosa y toda forma de expresión de amor hacia nuestros hijos. Aquí encontrarás información sobre maternidad y diferentes recursos educativos para acompañar a tu pequeñ@ en un proceso de aprendizaje divertido. Creemos que la mejor forma de aprender es de la mano de las personas que nos aman. ¡Bienvenid@ a Mamá&nené!

14 comentarios:

  1. Un post muy interesante e informativo. Y es una gran verdad, que la sociedad relaciona al dentista con el dolor en vez de con la ayuda, es muy triste.
    Y referente a la sedación consciente, nunca había escuchado hablar de ello, pero como muy dices supongo que es mejor solo utilizarla en casos de ciertos problemas. Muchas gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo Mireia, su uso solamente en ciertos casos y en palabras de nuestra doctora invitada, no debe ser usada como alternativa a la falta de paciencia o poca colaboración de niños y padres. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  2. Con mi niña vivimos un tiempo muy duro, a los tres años se golpeó los dientes (los dos de arriba) y en ese proceso duramos dos años, ya que se le murieron los nervios de esos dos dientes, todo acabo cuando le salieron los de hueso... En ese proceso yo tenia miedo con tantas idas al dentista ella le tuviera pavor, pero gracias a Dios siempre estuvo calmada, no sabia ese tema de la sedación consciente, un post muy interesante, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que tu pequeñita contó tanto con tu paciencia y cariño como con la cuidadosa atención de su dentista por lo que el proceso no resultó traumático para ella. La sedación consciente es un tema particularmente nuevo para mí también, y aunque ahora comprendo que no implica mayores riesgos para los niños, es una alternativa que dejaría solo para casos de suma necesidad. Brindar a nuestros hijos una grata experiencia en el cuidado de la salud depende de nosotros los padres, nuestros mensajes, ejemplo y la adecuada elección de los especialistas.
      Muchas gracias por compartir vuestra experiencia. Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Qué interesante. La próxima vez que vaya a mi dentista le preguntaré si utiliza este tipo de sedación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno siempre contar con toda la información posible, en especial si se trata del cuidado de nuestra salud y la de nuestros pequeñitos. Muchas gracias por tu comentario, un abrazo!!

      Eliminar
  4. Es difícil que un niño trate de pensar en que el dentista es para su bien y no un lugar donde hay dolor, pero creo que es importante la confianza como tu bien dijiste, y aunque sea difícil, no puede ser imposible...

    Gracias por la información, lo tendré en cuenta.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, no es es imposible, parte de la seguridad y el ejemplo que los propios padres le brinden. Por otro lado, un buen odontopediatra comprenderá que un niño pueda sentir temor y generalmente brinda alternativas para la atención de modo que resulte menos "invasiva".
      Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo!!

      Eliminar
  5. La peque ya tiene 4 años y aun no ha ido nunca al dentista, yo creo que ya le toca! Muy interesante el post :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Annabel, la primera visita al dentista (esto por lo que he leído y lo manifestado por nuestro propio odontopediatra) es en el momento de la aparición del primer dientecito, puede ser a los 5, 6, 7 meses, depende de cada niño, y los controles se realizan cada 6 meses. En ese sentido, mi sugerencia es que lo más pronto posible lleves a tu pequeñita a un control, puede que todo este bien, pero es mejor siempre contar con la opinión de un especialista.
      Muchas gracias por tu comentario, un abrazo!!

      Eliminar
  6. Yo creo que esos miedos lo pasan los padres a los Hijos. Pero creo que es muy importante decirle a los hijos la importancia de cuidarse de los dientes y se está manera los niños serán más conscientes con el tema.
    Un post que debe ser más visible.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los padres somos fuente de seguridad para nuestros hijos, pero también podemos generarles miedos y transmitirles los nuestros. En el caso del dentista, si los padres no acuden a él regularmente como parte de un cuidado preventivo, si no transmiten el mensaje de que es por el cuidado de su salud, cómo un niño podría sentirse cómodo yendo con su dentista, mucho peor si es necesario realizar algún tratamiento. Si los padres, le transmiten su propios miedos al niño, cómo podrá él sentirse tranquilo.
      El cuidado de la salud, es un hábito que se transmite desde la edad más temprana del niño, superando nuestros propios miedos y desterrando la idea de que al doctor se acude solo cuando hay una enfermedad.
      Muchas gracias por tu comentario, saludos!!

      Eliminar
  7. Me parece super interesante este post! no había escuchado nunca sobre la sedación consciente!
    un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado el post, también es un tema nuevo para mí y de seguro que para muchos papás, a los que espero con este post y la valiosa colaboración de nuestra doctora invitada, haber ayudado un poco aclarando algunas dudas sobre este método alternativo.
      Muchas gracias por tu comentario. Un saludo!!!

      Eliminar

Instagram