Cómo elegir el chupete adecuado para mi bebé


CHUPETE-CHUPON-BEBE-MAMAYNENE-MATERNIDAD

¡Hola!

Hoy tengo el gusto de presentarte a María del Pilar, creadora y administradora de "El blog de tu bebé", blog de maternidad en donde encontrarás valiosa información sobre embarazo, salud, alimentación, moda para bebés y más temas que nos pueden ser de mucha utilidad en nuestro día a día como mamás. Con ella tocaremos un tema al que muchas veces no se le da la importancia debida y es la elección del chupete o chupón adecuado para nuestro bebé. Los dejo con ella. 
      

Mi nombre es María del Pilar Rodriguez. Soy de Cádiz pero vivo en Madrid (España). Nutricionista y dietista de profesión, blogger por vocación. Madre de una niña llamada Carla. Amante de los animales. Inconformista por naturaleza. Nunca me voy a la cama sin haber aprendido algo nuevo. Si quieres saber más sobre mi no te pierdas "El blog de tu bebé"

¿Cómo elegir el chupete adecuado para mi bebé?


Muchas veces nos convencemos de que elegir un chupete para nuestro bebé no es nada complicado, pero nada más lejos de la verdad. Hay un sinfín de detalles que tenemos que tener en cuenta si queremos un chupete seguro y, lo más importante, que le guste a nuestro hijo. 

Pero ¿sabes realmente en qué tienes que fijarte a la hora de hacer tu compra? ¡Te damos las claves que harán tu elección mucho más sencilla!

Claves a la hora de elegir un chupete para bebé 


Como ya te habrás fijado, hay muchos materiales con los que se hacen los chupetes, así como formas y tamaños. Normalmente solemos quedarnos con aquel que le gusta más al niño, pero hay otras claves que tenemos que tener en cuenta si queremos elegir un chupete que sea perfecto para el pequeño de la casa. 

Lo más importante es que se adecúe a nuestro hijo y cumpla con las normativas vigentes, pero también tienes que fijarte en otros detalles, como los materiales o la forma de la tetina. 

¿Es mejor látex o silicona? 


Uno de los factores en los que tienes que fijarte más para comprar un chupete es el material con el que esté hecho. 

Normalmente la gente suele decantarse por los chupetes de látex, ya que están hechos de un material más sensible que se asemeja al pecho. También son mucho más resistentes, aguantando los mordiscos del niño sin problemas; el problema es que, al estar hechos con un material natural, se desgastan con mucha más facilidad y es más fácil que se vuelvan pegajosos y adquieran olores extraños. 

En cambio, la tetina que está hecha de silicona es mucho menos flexible y están hechos con materiales sintéticos. Resisten menos a los mordiscos del infante, por lo que no se suele recomendar para niños a los que ya les han salido los dientes. 

Aun así, la tetina de silicona es mucho más fácil de limpiar, se desgasta menos y resiste bien las altas temperaturas. Hay que cambiarlas cada poco tiempo, en cuanto se vea algún desperfecto como una marca de mordisco o similar. 

¿Qué tetina es mejor a la hora de elegir un chupete para bebé? 


El siguiente punto que tienes que observar a la hora de elegir un chupete es la forma de la tetina

Las mamás y los papás suelen decantarse por la tetina anatómica en los primeros meses de vida del bebé, ya que imita al pezón y se adaptan muy bien al niño. Es perfecta para evitar que rechace el pecho cuando todavía se está alimentando de leche materna. 

Aun así, este tipo de tetinas tiene el problema de que deben de colocarse muy bien en la boca para que estén bien adaptados. Esto hace que haya que estar pendientes de que el niño no de la vuelta cuando no nos demos cuenta. 

En cambio, las tetinas redondeadas son un diseño más clásico que están siempre bien adaptados a la boca infantil, independientemente de si los niños le dan la vuelta al chupete o no.

La importancia de elegir chupetes de bebés seguros


A la hora de elegir un chupete es muy importante que tengas en cuenta las normativas vigentes en seguridad relacionadas con los productos infantiles.

Entre los estándares de calidad establecidos por las leyes vigentes tienes que tener en cuenta lo siguiente: 
  • No tiene que tener elementos desmontables con los que se pueda atragantar el niño 
  • Las piezas tienen que estar bien unidas entre sí por estas mismas razones 
  • Los bordes tienen que estar bien protegidos y, a ser posible, que sean redondeados 
  • Tetina flexible y con una longitud de 30 mm como máximo 
  • Etiquetado correcto y con toda la información necesaria 
  • El envase tiene que venir cerrado 

Otros tipos de chupetes para bebé 

Tienes que tener en cuenta que toda esta información está relacionada con chupetes infantiles de uso diario, pero hay otros tipos de chupetes que son más adecuados para ciertas ocasiones. A continuación, te mostramos los más comunes: 

Chupetes para dormir 

Para dormir siempre es mejor que el chupete sea totalmente de látex, ya no sólo la tetina, y que no tengan una anilla de sujeción. De esta forma evitarás que haya presión de más en la cara del bebé. 

Además, muchos de estos chupetes tienen partes que brillan en la oscuridad para que sea más fácil encontrarlos en caso de que se pierdan cuando las luces están apagadas.

Chupetes que funcionan como termómetro 

Este tipo de diseños tienen un diseño adaptado para tomar la temperatura de nuestros hijos de una forma fácil y sencilla. Suelen incluir una pantalla digital que nos indica si el bebé tiene fiebre o su temperatura es adecuada. 

Chupetes para dispensar medicamentos 

Una forma de que dar la medicación a nuestro hijo no se convierta en todo un problema. En estos chupetes se incluye la medida de medicación que hay que suministrarle, de forma que van tomando la medicina mientras succionan. 


Consejos para dar un buen uso a nuestro chupete 

Ya has elegido el chupete perfecto para tu hijo pero, ahora que lo tienes en tus manos, es muy importante que sigas estos consejos para que la seguridad sea completa a la hora de usarlo: 

  1. Tienes que limpiar el chupete muy bien cuando vas a usarlo por primera vez. Se recomienda hervirlo unos cinco minutos para desinfectarlo al completo. 
  2. Lava el chupete cada vez que caiga al suelo para evitar posibles bacterias. 
  3. Evita que el chupete entre en contacto con la boca de un adulto, ya que puede transmitir bacterias sin querer al infante. 
  4. Puedes usar cadenas para sujetar el chupete y que no se caiga. Asegúrate de que cumplan la normativa vigente. 
  5. Reemplaza la tetina en cuanto la notes desgastada (pegajosa, mordida, con otro color, etc) si es de látex. En caso de ser una tetina de silicona, cámbiala en cuanto haya señales de dientes.

      
Si te gustó el post de hoy compártelo en tu red social favorita. Nos reencontraremos muy pronto. 

Mamá&nené

Un espacio para padres que crían y educan con amor.
En cuanto a crianza no hay manuales, pero sí un sentimiento que compartimos los padres y es el amor por nuestros hijos, el amor que nos motiva a ser mejores y que nos mueve a buscar por todos los medios su seguridad, bienestar y felicidad. 
En Mamá&nené fomentamos la crianza respetuosa y toda forma de expresión de amor hacia nuestros hijos. Aquí encontrarás información sobre maternidad y diferentes recursos educativos para acompañar a tu pequeñ@ en un proceso de aprendizaje divertido. Creemos que la mejor forma de aprender es de la mano de las personas que nos aman. ¡Bienvenid@ a Mamá&nené!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram